Skip To Main Content

Header Logo

O Castro British International School

Header Holder

Header Top Right

Header Utility

Toggle Language

Header Trigger

Header Desktop Menu

Close Desktop Menu

Landing Navigation

Breadcrumb

Niños con altas capacidades: comportamiento y principales características

  • Consejos
O Castro British International School

Los niños con altas capacidades, vulgarmente llamados niños superdotados, no son fáciles de reconocer. De hecho, no existe una única teoría ni ninguna descripción homogénea que defina específicamente las altas capacidades intelectuales. Estos niños suelen presentar comportamientos o síntomas en los primeros cursos de primaria, pero levantan sospechas en la etapa infantil. Con el fin de apoyar a los niños con altas capacidades y a sus padres, desde el colegio O Castro British International School vamos a intentar listar sus comportamientos y principales características para facilitar su reconocimiento y afinar el apoyo que se puede ofrecer. Existen unos indicadores que deberían hacernos sospechar que un niño presenta un desarrollo cognitivo más avanzado que el que le correspondería por edad.

15 comportamientos de niños con altas capacidades
Comenzamos el listado con una serie de características para reconocer un niño con altas capacidades. Es un breve registro de comportamientos indicativos para aquellos padres que tienen la mosca detrás de la oreja. Antes cabe señalar que el diagnóstico de un niño con altas capacidades suele venir de la mano de una serie de pruebas psicológicas. No dudéis en buscar apoyo y orientación en Departamentos de Psicología Educativa y de Orientación a los Estudiantes.

Hacia los 12 o 18 meses, un niño con altas capacidades podría presentar signos de desarrollo del lenguaje, una edad muy temprana para comenzar a hablar. Empiezan pronunciando muchas palabras y enseguida pueden mantener una conversación con vocabulario y léxico propio de fases muy posteriores.

También suelen iniciarse en aprendizajes específicos como la lectura, escritura o las matemáticas antes que sus compañeros. Un comportamiento habitual entre los niños con altas capacidades es que aprenden autónomamente y logran extrapolar sus conocimientos a otras áreas con bastante naturalidad.

Los niños con altas capacidades suelen ser muy observadores y curiosos. Prematuramente empiezan a preocuparse por temas abstractos y trascendentes, como el origen de la vida y el universo, la muerte, la religión, etc. Sus creaciones artísticas y construcciones pueden ser muy ricas y creativas.

En esta misma línea, los niños con altas capacidades pueden ser hipersensibles y emocionalmente muy intensos. Sus reacciones emocionales son desmesuradas en relación con las situaciones vividas. Una característica común entre los niños con altas capacidades es que presentan asincronía entre lo mental y lo emocional. Este hecho provoca que los adultos de su alrededor confundan su reacción emocional con su madurez intelectual, lo que les genera una sobreexigencia por parte del entorno.

Los niños con altas capacidades suelen ser enérgicos y activos. Pueden ser niños muy ágiles y trepadores. Por ello un comportamiento usual puede ser que sienten frustración ante la inactividad o falta de progreso. Tienen una gran capacidad de concentración sobre todo en tareas que captan su interés. Son persistentes en sus objetivos. En ellos predomina el pensamiento lógico y la razón.

También tienden a cuestionar cualquier autoridad, intentando imponer su criterio, mostrando gran resistencia a las instrucciones o aportaciones de los padres o profesores. Este comportamiento común entre los niños con altas capacidades se debe a que se exigen mucho de ellos mismos y de los demás; provocando así la necesidad de tener éxito, siendo muy vulnerables al fracaso y, en ocasiones, sintiendo rechazo de los compañeros.

Otra de las características frecuentes entre los niños con altas capacidades es pueden llegar a tener un comportamiento obsesivo, convirtiéndoles en personas muy rígidas e inflexibles.

Por último, es importante señalar es que estos quince comportamientos y características principales de los niños superdotados no son excluyentes, por lo que si tu hijo presenta varios de los síntomas anteriormente descritos y tienes alguna sospecha no dudes en buscar ayuda. Puede darse la situación de un niño con altas capacidades que no cumpla el 100% de las situaciones. Una buena orientación con cariño y paciencia hará brillar a tu hijo.

  • Niños altas capacidades

¿Te ha gustado este artículo?

Ahora puedes conocer nuestro proyecto educativo reservando una visita con la responsable de admisiones y haciéndole todas las preguntas que quieras. Reserva un día más abajo.

Reserva tu visita personalizada

 

Últimas Noticias en Educación

Últimas Publicaciones